Desde el 28 de marzo, los primeros visitantes han podido vivir la experiencia inmersiva que ofrece el nuevo Museo Nacional de Catar, proyectado por el arquitecto Jean Nouvel y oficialmente inaugurado en la tarde del 27 de marzo por el jeque Tamim bin Hamad Al Thani.



Recientemente ha sido inaugurado el nuevo Museo Nacional de Catar, proyectado por el arquitecto Jean Nouvel. Desde el 28 de marzo de 2019 el público participa en una experiencia inmersiva para conocer mejor el país y los retos a los que deberá hacer frente en el futuro. Un viaje, a través de espacios únicos, por la historia de Catar, realizado gracias a la feliz sinergia entre espacio arquitectónico y experiencias que involucran a los sentidos, con música, poesía, narraciones orales, aromas evocadores junto a la exposición de obras arqueológicas y del patrimonio cultural de Catar, así como de nuevas obras de arte encargadas expresamente para el museo.
El nuevo edificio ocupa 52.000 m2 alrededor del palacio histórico del jeque Abdullah bin Jassim Al Thani. Un edificio construido en 1906 que ha sido sede de la familia real y, más tarde, del Gobierno, un monumento nacional y uno de los símbolos más amados por la población de Catar. El proyecto transforma esta preexistencia en el elemento culminante del recorrido expositivo formado por las once galerías permanentes.

La especial construcción geométrica del edificio está inspirada en la «rosa del desierto» que el arquitecto francés Jean Nouvel describe como «la primera estructura arquitectónica creada por la misma naturaleza». En efecto, la «rosa del desierto» es una formación mineral que se produce de modo natural en el territorio de Catar. El color arena del edificio transmite perfectamente este paralelismo y, como la formación mineral, también el museo parece nacer directamente de la tierra y desarrollarse en armonía con los colores típicos del desierto.
Los discos que la forman están hechos con diferentes diámetros e inclinaciones para rodear el edificio histórico y crear un patio central Baraha, usado para eventos culturales al aire libre y espacios de encuentro. El modo en que se entrecruzan contribuye a crear zonas de sombra natural que mejoran la eficiencia del edificio. En efecto, se trata del primer museo que recibe la certificación LEED Gold con cuatro estrellas de sostenibilidad otorgadas por el Global Sustainability Assessment System. Los volúmenes de las formas irregulares que derivan de la estructura de discos entrelazados y continuos han supuesto un importante desafío técnico. El arquitecto Jean Nouvel define el museo como “un objeto total: una experiencia que es, al mismo tiempo, arquitectónica, espacial y sensorial, con espacios interiores que no existen en ninguna otra parte«.

El recorrido expositivo interior está organizado en tres capítulos: «Beginnings», «Life in Qatar» y «The Modern History of Qatar», subdivididos en once galerías para trazar todo el arco temporal del país desde el periodo geológico, antes de que hubiera asentamientos humanos, hasta el mundo contemporáneo. Contribuyen a que objetos expuestos y personas penetren en la experiencia inmersiva los cortometraje artísticos. Realizados expresamente por importantes cineastas con tecnologías de vanguardia y rodados en Catar, son vídeos que se proyectan directamente en las paredes curvas de las galerías.

FUENTE: https://www.floornature.es