Después de más de una década, Egipto ha vuelto a su plan para construir el edificio más alto de África. Ubicado en el río Nilo en El Cairo, el rascacielos fue diseñado por la fallecida arquitecta Zaha Hadid en 2007. El gobierno del presidente Abdel Fattah el-Sisi está trabajando con los desarrolladores del proyecto, Living in Interiors, para crear la “Torre del Nilo”, un rascacielos de 70 pisos.

 

 

Ubicada entre el centro de El Cairo y el Nilo, el proyecto fue respaldado por el ex presidente egipcio Hosni Mubarak, pero el proyecto quedó en suspenso tras la revolución egipcia de 2011. La torre enfrentó más problemas con las reformas económicas a medida que la moneda del país se debilitaba y la importación de materiales de construcción se volvió más costosa. Ahora, los desarrolladores inmobiliarios esperan impulsar el crecimiento en todo el país con proyectos de construcción por valor de 250.000 millones de dólares.

 

 

Con un presupuesto de construcción de 600 millones de dólares, el diseño contará con 36 pisos de apartamentos de lujo, un casino, un spa, un club nocturno, recintos comerciales y un hotel de 230 habitaciones.

 

Fuente: ArchDaily Colombia